Los sí y los no para la decoración de tu piso alquilado en Ontinyent

Los sí y los no para la decoración de tu piso alquilado en Ontinyent

Mudarse a Ontinyent es el sueño Valenciano de muchos. Allí se puede disfrutar del aire de montaña, de la nieve y de ese calor típicamente mediterráneo en verano. Una vez que ya has pasado por el proceso de elección de tu piso, viene la parte más divertida: decorar tu casa en Ontinyent. Es aquí que resulta tan importante hacer una división simple, pero meticulosa: los sí y los no que te recomienda tu inmobiliaria en Ontinyent para darle color y calor a tu hogar. 

Por un lado, resulta evidente que vas a querer que el interior de  tu casa en Ontinyent luzca deslumbrante, acogedor… en fin, que sea ese lugar al que quieres volver cada día. Sin embargo, como tu inmobiliaria en Ontinyent no podemos dejar de recordarte que la vivienda alquilada debe ser devuelta en las mismas condiciones en las que fue recibida. 

Como si este recordatorio no bastara para aguar la fiesta del diseño de interiores, no podemos olvidar que las reformas que sean autorizadas, quedarán para la vivienda, sin posibilidad de reintegro económico para nosotros. Entonces ¿hasta qué punto conviene decorarla sin que toda esa belleza se vuelva en tu contra a la hora de hacer cuentas?

Descúbrelo aquí mismo en nuestra lista de los sí y los no para tu decoración de una vivienda alquilada. 

Los sí de la decoración de tu piso o casa en Ontinyent

Alfombras vinílicas: si el piso no está en las mejores condiciones o si las buenas condiciones reflejan el buen gusto de la revolucionaria década de los 60, seguramente surja en ti la idea de hacer una modificación. Las buenas noticias es que podrás encontrarte día a día con el suelo de tus sueños en tu casa en Ontinyent. Los vinílicos se han acompasado con la tecnología y van cabeza a cabeza a ver quién avanza más, aunque entre nosotros, la tecnología le ha dado unos cuantos empujoncitos a los vinílicos para que llegaran a ser la maravilla resistente, a prueba de niños y de mascotas, que son hoy en día. Encuentra tu estilo y permitas que tu creatividad se frene solo porque tu casa en Ontinyent es alquilada. 

Pisos flotantes: una opción un poquito más costosa que la anterior son los pisos flotantes. Imitan a la madera a la perfección, no dejan rastro de que estuvieron allí una vez que los quitas para llevártelos y le dan a tu ambiente la calidez que buscabas. 

Tiras tipo velcro para pósteres: quienes pensaron en esta acertada invención, supieron ponerse en los zapatos de las personas que alquilan una casa en Ontinyent. Gracias a estas tiras adhesivas, podrás poner fotos, pósteres y cuadros livianos en las vacías paredes de tu hogar. 

Vinilos removibles: si no te gusta el color de las paredes o si el estilo uniforme no es lo tuyo, la opción de los vinilos de quita y pon es lo que estabas buscando. No te quedes con la impresión de los primeros que salieron al mercado, ya que no son el mejor ejemplo de lo que un vinilo es hoy en día. Sus diseños están pensados para alegrar la vista y el espíritu. Desde la inmobiliaria en Ontinyentte los recomendamos. 

Textiles: cubrir muebles y paredes con telas le da a tu ambiente ese aroma de boho chic que tanto nos encanta. Este tip es especial estás tu piso o casa en Ontinyent viene con muebles, ya que no siempre nos gusta su aspecto y cambiarlo puede no estar permitido o puede requerir una inversión que no merece la pena. 

Los no de la decoración de tu piso alquilado

Cambiar el color de las paredes: algunos caseros pueden llegar a molestarse mucho si lo haces, ante lo cual te pedirán que les devuelvas las paredes de su casa en Ontinyentdel mismo color en el que las has recibido. 

Poner parqué: es innegable que resulta hermoso a la vista y al caminar sobre él, pero es carísimo y no te devolverán ese dinero.

Taladrar las paredes: si en la mudanza a Ontinyent se te ocurre llevar el taladro y, peor aún, si decides usarlo, puedes meterte en un problema. Sucumbir ante la tentación de colgar cuadros te llevará a la engorrosa situación de tener que cubrir cada perforación,, lijar y volver a pintar.

Poner azulejos: son hermosos, pero cuestan una fortuna y tu casero podría no compartir contigo el gusto en decoración de interiores.  

Pintar los azulejos ya existentes: si hubiera una columna de “tal vez,” pondríamos esta recomendación en ella. No es una mala idea, pero es importante que pactes con tu casero si es que puedes hacerlo y hasta qué punto te permitirá cambiar el color o el diseño de estos. 

 

Últimas tendencias en decoración de dormitorios para niños en Ontinyent