Kapitalia Inmobiliaria logo
Ventajas de comprar un piso en Ontinyent imagen

Ventajas de comprar un piso en Ontinyent

12/05/2018

Ventajas de comprar un piso

Hace unos días hablábamos de las ventajas y los inconvenientes de comprar una casa en Ontinyent. Hoy, por el contrario, analizaremos con detenimiento cuáles son las ventajas de comprar un piso en Ontinyent o en su comarca.

Ante todo, conviene tener en cuenta que los pisos, a diferencia de las casas, están regidos por la ley de la propiedad horizontal. Esto quiere decir que, a diferencia de una casa, no todo el terreno ni todo el inmueble en el que vivimos nos pertenece, sino sólo una parte. Por supuesto, nuestro piso es nuestro sólo – y nuestra plaza de garaje, si la hubiese – pero las escaleras, el ascensor, el terreno, los tejados, los cimientos, los accesos al garaje – si los hubiese – son comunes y ésa es una de las grandes diferencias entre una casa y un piso.

Así, una de las grandes ventajas de que existan zonas comunes es que no debemos correr nosotros solos con los gastos, sino que es la comunidad de vecinos la que, de forma solidaria, se encarga de arreglar este tipo de desperfectos. Además, en algunas comunidades de vecinos, hay bajos comerciales o plazas de garaje que pertenecen a la comunidad de vecinos conjuntamente cuyo alquiler revierte en el beneficio de todos los vecinos abaratando sus cuotas mensuales.

La comunidad y las zonas comunes, decisivas para comprar piso en Ontinyent

Otro de los beneficios de comprar un piso en Ontinyent respecto a comprar una casa, es que los pisos, en general, están situados en zonas más céntricas y mejor comunicadas donde no es necesario contar con un coche. Además, otra de las grandes ventajas de contar con un piso, es que en general el acceso y la movilidad – siempre que tengan ascensor – son mucho más fáciles que en el caso de las casas.

Por otra parte, contar con vecinos puede ayudar a que tengamos menos miedo y nos sintamos más en seguridad. Al mimo tiempo, el hecho de tener vecinos puede hacer que, sobre todo si cultivamos una buena relación con ellos, nos puedan sacar de un apuro como recibir un paquete, hacernos un recado, regar las plantas o dar de comer al gato; cosas que, cuando uno vive en una casa es más difícil encontrar quién pueda hacerlas.

Por último, aunque no por ello menos importante, cabe destacar la limpieza del apartamento o piso, que siempre será mucho más fácil y rápida que la de una casa, en la que no sólo hay que ocuparse de una mayor superficie interior y del jardín, sino de todas las cosas que en un piso son “zonas comunes” y de las que no debemos ocuparnos nosotros personalmente.

Volver

Últimas noticias

Subscripción