Kapitalia Inmobiliaria Ontinyent logo
¿Vendo o alquilo mi propiedad? – Descubre tu mejor opción imagen

¿Vendo o alquilo mi propiedad? – Descubre tu mejor opción

08/06/2021
  • Pisos
  • Aticos
  • Ontinyent
  • Casas

 

Cuentas con una propiedad que no usas y quieres sacar el máximo provecho de ella. Si la vendes, obtendrás un buen dinero en efectivo con el cual poder llevar a cabo un gran número de planes pendientes, pero llegará un momento en el que el dinero te marcará sus propios límites. Entonces surge la segunda opción: el alquiler. Si optas por él, tendrás dinero todos los meses, aunque seguramente no el suficiente para cambiar el auto, remodelar tu hogar y hacerte un interesante recorrido por los destinos más exóticos de Asia. ¿Cuál es, entonces, tu mejor opción? En tu inmobiliaria en Ontinyent te guiamos para que llegues a tus propias conclusiones. 


Vender mi casa en Ontinyent – ventajas y desventajas

Ventajas

Evitas gastos a largo plazo: tener una casa en Ontinyent requiere de un importante mantenimiento para que su valor esté siempre al día con las tendencias del mercado. Si no tienes intención de reinvertir en ella de forma asidua ni de pagar los costes fiscales que implica tenerla, lo mejor es optar por la venta. 

Obtienes liquidez: el dinero lo obtienes ya y solucionas tus asuntos económicos de una sola vez. 

Ventajas ante una hipoteca: si tu intención es comprar otra casa en Ontinyent por medio de una hipoteca puente, la venta de tu actual propiedad te ayudará a obtener importantes beneficios al respecto. 

Evitar problemas de alquiler si la casa es heredada: cuando varios herederos comparten los beneficios de una propiedad inmobiliaria, el alquiler deja de ser rentable para convertirse en un auténtico dolor de cabeza. Además de recibir un porcentaje mucho menor del valor total del alquiler, es posible que te salgas adjudicado para hacerte cargo de las necesidades de los inquilinos. No es nada agradable que esto ocurra y desearás haberla vendido. 


Desventajas

Encontrar compradores: el desafío de todo vendedor es encontrar a los compradores que se interesen en comprar su inmueble. No obstante, esto deja de ser una desventaja si cuentas con los servicios de nuestra inmobiliaria en Ontinyent, puesto que nos encargamos de redactar un aviso que atraiga a los clientes como la miel a las abejas. Por otra parte, te asesoraremos para que le pongas a tu vivienda un precio competitivo. 

Impuestos de ganancia patrimonial: el precio en el que vendas tu propiedad no será el importe negó que pase a tus arcas personales; en la declaración de renta patrimonial tendrás que hacer la correspondiente constatación de la venta y, por consiguiente, pagar los impuestos por las ganancias generadas. 

Gastos implicados en la venta: además de la declaración patrimonial, en una venta de inmueble se generan gastos que correrán por tu cuenta. Si hay algo bueno en ello, es que no tendrás que preocuparte por tramitarlos, ya que lo haremos todo desde nuestra inmobiliaria en Ontinyent.

 

Alquilar mi casa en Ontinyent – ventajas y desventajas

Ventajas

Aseguras tu patrimonio: si te encuentras en condiciones de mantener tu casa en Ontinyent, conservarla es una decisión estratégica en dos sentidos. El primero es que, si se revaloriza con el tiempo, podrás venderla a un valor superior a aquel en el que la adquiriste. El segundo se trata de la herencia que podrás dejarles a tus hijos. 

Aval bancario: una propiedad inmobiliaria te abre puertas a préstamos por parte de entidades bancarias si es que la utilizas como aval para solicitarlos. 

Ganancias a largo plazo: recibirás un dinero mensual por la renta de tu casa en Ontinyent, lo cual te otorga tranquilidad y estabilidad financiera. 

Menor burocracia: el contrato y el proceso de alquiler de una propiedad inmobiliaria es sensiblemente más sencillo que los implicados en una compraventa. De modo que ahorrarás tiempo y dinero. 


Desventajas

Amenaza de okupas: una casa vacía es el blanco perfecto de los okupas. Recuerda que si lo denuncias el hecho para que la policía los capture in fraganti, podrías tardar años en que la justicia falle a tu favor para recuperar lo que es tuyo.

Malos inquilinos: no siempre llega a nuestra propiedad el inquilino ideal. Al contrario de ello, algunos se dedican a estropear la vivienda, ya sea adrede o por mera negligencia. 

Te conviertes en casero: un alquiler no es precisamente un ingreso pasivo, ya que lo obtienes a cambio de tu responsabilidad de atender a todas las necesidades (la mayoría de ellas solucionable a través de inversiones económicas) de tus inquilinos. 


 

Volver

Últimas noticias

Suscripción