Kapitalia Inmobiliaria logo
Moros y Cristianos, las fiestas de Ontinyent imagen

Moros y Cristianos, las fiestas de Ontinyent

07/09/2020
  • Pisos
  • Aticos
  • Ontinyent
  • Casas

Las fiestas de Moros y Cristianos de Ontinyent son uno de los momentos preferidos del año, tanto por los habitantes de nuestra ciudad como por muchos turistas que vienen a conocer un espectáculo lleno de tradición, color y música.


---


Las fiestas de Ontinyent no tienen nada que envidiar a los Moros y Cristianos de Alcoy, Elda o Denia. De hecho, nuestra semana grande atrae cada verano a miles de visitantes.


Este año no vamos a poder disfrutar de ellas, pero no por ello vamos a olvidarlas. ¡Ni mucho menos!


Aquí va nuestro homenaje als Moros i Cristians d’Ontinyent, con un post donde te contamos todo lo que debes saber sobre esta fiesta emblema de nuestra población. Una forma de recordarla hasta que podamos volver a disfrutarla en vivo y en directo.


Avant!



Orígenes de la fiesta.


Los actos principales de los moros y cristianos tienen lugar cada año entre finales de agosto y principios de septiembre. Están consideradas como Fiestas de Interés Turístico Nacional y se celebran en honor al patrón de la ciudad, el Santísimo Cristo de la Agonía.


Durante las fiestas, que empezaron a celebrarse hace la friolera de más de 150 años (en 1860), se conmemora la conquista cristiana de la entonces villa contra las tropas musulmanas, por parte de Jaime I. 


Los actos representan distintos momentos cruciales de esta gesta, como la recepción de la embajada, la entrada de las tropas en la ciudad o la rendición del bando moro.


Historia, tradición y diversión se unen en las fiestas más importantes de nuestra ciudad.



Los auténticos protagonistas.

Aunque viene muchísima gente cada año a disfrutar de los moros y cristianos, como suele decirse la fiesta es sobre todo para los festeros. Son quienes más la viven y los que llevan meses esperando para volver a sentir la emoción de los actos.


Los festeros se reparten por las 24 comparsas que hay en Ontinyent, 12 por cada bando. 


Comparsas cristianas


Estas son las 12 comparsas cristianas, junto a su año de fundación:


  1. Almogavers (1974)

  2. Arquers (1968)

  3. Astures (1984)

  4. Bucaneros (1966)

  5. Cides (1975)

  6. Contrabandistas (1861)

  7. Cruzados (1882)

  8. Estudiants (1860)

  9. Fontanos (1940)

  10. Gusmans (1979)

  11. Llauradors (1883)

  12. Marineros (1860)


Comparsas moras


Y aquí tienes las 12 comparsas moras y el año que fueron fundadas:


  1. Abencerrajes (1980)

  2. Benimerins (1947)

  3. Chanos (1918)

  4. Kábilas (1860)

  5. Moros Berberiscos (1920)

  6. Moros Espanyols (1920)

  7. Moros Marinos (1865)

  8. Mossarabs (1948)

  9. Mudéjares (1975)

  10. Omeyas (1970)

  11. Saudites (1967)

  12. Taifas (1975)


Para saber más sobre la historia de cada comparsa, te aconsejamos visitar la web de morosycristianos.eu.


Marchas y baile en la fiesta


Si hablamos de los protagonistas, no puede faltar la música, otro de los baluartes de la fiesta y sin la cual no sería lo mismo. Las marchas tanto moras como cristianas tienen un papel fundamental en estas semanas, desde que empiezan las cenas de comparsa hasta el último día de la fiesta.


Cada comparsa elige las marchas con las que desfilará el gran día y recibir una marcha compuesta es uno de los mejores regalos que un festero de honor puede recibir.


Merece una mención especial la incombustible marcha mora Chimo, compuesta por el Maestro José María Ferrero. Es posiblemente la más conocida de nuestra fiesta y la que cierra cada cena de comparsa. Pero hay muchas más, tanto moras como cristianas, que suenan durante días por las calles de nuestra ciudad.


Los bailes son otro de los grandes atractivos de la fiesta y acaparan gran parte de la atención durante la entrada tanto mora como cristiana. Las bailarinas y bailarines preparan durante meses sus espectáculos para que ese día todo salga redondo, despertando algunas de las mayores ovaciones entre el público:


(fuente)



Programa fiestas Ontinyent.


Los moros y cristianos son unas fiestas con muchos actos para todos los públicos, tanto para festeros como no festeros, niños y adultos, creyentes o no. Vamos a hacer un repaso a algunos de los más representativos.


Pregón y esmorçar de la llàgrima


El pregón anuncia el pistoletazo de salida de las fiestas, un acto en el que se dan a conocer los cargos de la fiesta: los capitanes de ambos bandos, los abanderados, los embajadores y los primers trons.


Otro momento importante es el conocido como esmorçar de la llàgrima, un almuerzo que sirve para homenajear a los festeros que han fallecido durante el último año. Constituye un momento de gran emoción, especialmente para las escuadras que han perdido a alguno de sus integrantes. 


Empieza la semana grande.


El grueso de los actos de las fiestas de moros y cristianos transcurre durante una semana completa con multitud de eventos:


  • Lunes: la semana empieza con el concurso de cabos de escuadra infantiles, donde las nuevas generaciones de festeros dan una buena muestra de su arte a la hora de dirigir su escuadra. Sin duda, un momento soñado para los niños y niñas que participan y un motivo de orgullo para sus familiares.

  • Martes: seguimos la semana con la representación de las embajadas, además de conciertos a cargo de grupos y cantantes tan conocidos como La Unión o David Bisbal, los últimos en pasar por Ontinyent para hacernos bailar.

  • Miércoles: seguimos con conciertos, esta vez de música de fiestas, además de otros eventos como espectáculos infantiles o visitas guiadas al campanario.

  • Jueves: entramos en la recta final, cargada de actos emblemáticos como los alardos, en la que los festeros y festeras desfilan disfrazados, o la entrada de bandas, donde distintas bandas tocan mientras se reúnen en la plaza mayor para interpretar juntas la mítica marcha mora Chimo. Un último acto que es, sin duda alguna, de los más emocionantes y esperados de las fiestas.

  • Viernes: llegamos al gran día, que empieza con la entrada infantil por la mañana, en la que los niños toman el protagonismo desfilando por la avenida Daniel Gil, la plaza de la Concepción, Gomis, Maians y acaban en la plaza Major. Por la tarde llega el turno de la entrada de los adultos, desfilando primero el bando cristiano y después el moro. 


La entrada o desfile de moros y cristianos es el acto que más expectación despierta, un auténtico espectáculo lleno de vistosidad, color, música y emoción a flor de piel. Es muy difícil explicar este momento con palabras… ¿Lo mejor? Vivirlo en directo.


(fuente)


  • Sábado: en plena resaca de luz y sonido llegamos a un día cargado de actos, desde la Diana por la mañana al castillo de fuegos artificiales de madrugada, pasando por el tradicional baile de los contrabandistes o la procesión de la bajada del Santísimo Cristo de la Agonía.

  • Domingo: el último día de la semana grande viene marcada por actos religiosos, además de la Diana de Gala. Empieza con una misa de campaña y una misa mayor, además de la solemne procesión y la salida del Cristo por la tarde. Si quedan fuerzas, podrás también disfrutar de la orquesta que cierra el día.


Después de esta intensa semana, la cosa no acaba aquí. El lunes siguiente están las embajadas mora y cristiana, en la que se desfila de nuevo. Todavía nos quedan unos cuantos actos para dar por concluidas las fiestas, como la Gran Dansada Popular o la procesión de la Subida del Santísimo Cristo a la ermita de Santa Ana.


Además de estos eventos, cada comparsa tiene su propio calendario, añadiendo así más actos para unas semanas trepidantes en las que dormir pasa a un segundo plano.


Si a estos actos le unimos el mercado medieval que se monta en la Vila, tenemos una oferta irresistible para venir a visitarnos.


El mig any fester


Si vives en Ontinyent o conoces bien la ciudad, sabrás del carácter abierto de nuestra gente. Aquí la palabra “comboi” cobra un nuevo sentido y cualquier excusa es buena para lanzarnos a disfrutar de las calles y los amigos.


Así que, ¿cómo íbamos a esperar todo un año para vivir la fiesta más querida?


Para que la espera no se haga tan larga, tenemos lo que se conoce como el mig any fester, en el que se celebran distintos actos en febrero, justo al medio año de las fiestas de moros y cristianos. Por ejemplo, hay competiciones deportivas y un desfile.


Estos días sirven para reunir a las comparsas y avivar más si cabe las ganas de volver a vestirnos de gala para ocupar las calles de nuestra ciudad.


El cartel de moros y cristianos


Una de las incógnitas mejor guardadas cada año es el cartel de las fiestas, quién lo diseñará y cómo lo hará. Será la imagen que nos represente durante ese año y su diseño supone un orgullo y también un reto para la persona encargada de realizarlo.


Aquí te dejamos una muestras con los carteles de los dos últimos años:




Para el 2020, este gran honor y responsabilidad ha recaído en el diseñador ontinyentí Albert Quiñones, que estamos seguros de que creará un cartel de fiestas memorable. 



Los trajes de Moros y Cristianos 


Los trajes son, junto con la música, otros de los protagonistas de la fiesta. Cada traje es símbolo de la comparsa y uno de los bienes más preciados de los festeros. 


Además del traje emblema de su comparsa, el festero o festera tiene un traje de gala y, en caso de que ese año salgan de especiales, contarán además con un espectacular traje que alquilan para la ocasión:


(fuente)


¿Y si quiero participar en las fiestas pero no soy festero? 


Hay muchas opciones para hacerlo, desde salir como invitado de los cargos de las comparsas a participar en los grupos de bailes que se organizan. Solo tendrás que pagar la cuota para poder desfilar y tener un traje para hacerlo.


Muchas empresas ofrecen alquilar trajes de cristianos o moros con los que te sentirás más parte que nunca de las fiestas.



Disfruta de las fiestas de Ontinyent


Como ves, la fama de nuestras fiestas de moros y cristianos está más que merecida. Tradición, música, emoción, baile, vistosidad, alegría y compañerismo se convierten cada agosto en los absolutos protagonistas de la ciudad.


Unas fiestas que no podrás llegar a entender por mucho que te lo contemos: tienes que vivirlas. Puede que no sea este año, pero el próximo volverán con más ganas y más fuerza que nunca. Así que, ¡no te las pierdas!



Créditos foto principal: Ara Multimedia.





Volver

Últimas noticias

Suscripción