Una pizarra en la habitación de los niños – conoce los pros de esta disruptiva forma de decorar una habitación infantil

Cuando llega la hora de decorar la habitación de los niños en nuestra casa en Ontinyent, nos preguntamos si debemos darle prioridad al estilo, a la creatividad o a sus preferencias. Desde nuestra inmobiliaria en Ontinyent tenemos la respuesta: a todas ellas. ¿Cuál es el camino? Generar un ambiente propicio para el juego, para el aprendizaje y para el descanso, de forma equilibrada. Por lo tanto, incluir una pizarra en la habitación infantil es una idea que arrojará hermosos frutos en la vida familiar. 

¿Por qué elegir una pizarra para la habitación de tus hijos?

Los pequeños exudan creatividad las veinticuatro horas del día. Este es el punto de partida para decorar tu casa en Ontinyent con una hermosa pizarra en su habitación. 

El disponer de un enorme lienzo resistente sobre el cual plasmar sus ideas, tanto escritas como ilustradas, permitirá que tus niños dejen fluir hacia el exterior todo ese universo que burbujea en su interior.

El resultado será niños más imaginativos, creativos, alegres e inventivos. Por lo tanto, además de tener en tu casa en Ontinyent una habitación original, estarás contribuyendo al desarrollo y al aprendizaje de tus pequeños.  

Distintas formas de incluir una pizarra en la habitación infantil

Te sorprenderá saber que una pizarra en tu casa en Ontinyent puede ser mucho más que simplemente un recuadro colgado en la pared. Las opciones son tantas como las ideas que tus hijos plasmarán en ella.

Una pizarra tradicional: esta es la opción más popular, ya que consta en comprar una pizarra ya preparada y colgarla en la pared. Si tus hijos son muy pequeños, colócala a una altura que les permita acceder a ella sin tener que pararse en una silla. De esta forma, les estarás dando más libertad de movimiento y evitarás un eventual accidente.

La pared pizarra: esta alternativa va mucho más allá de la anterior y es ideal cuando tus hijos transitan la etapa de representar en las paredes del hogar todo aquello que se cruza por sus mentes. Con este formato de pared, totalmente convertida en una pizarra, ya no tendrás que preocuparte de esconder los lápices de colores cuando no estás supervisando al más pequeño de la casa; solo asegúrate de sustituirlos por tizas ¡y a dibujar!

El cabecero pizarra: mediante esta opción puedes convertir a un dormitorio pequeño en todo un laboratorio de creatividad. Como puedes ver, no es necesario disponer de una vasta superficie para colocar una pizarra; un pequeño rinconcito es igualmente válido para este propósito.

La pizarra en cada mueble: si buscabas una propuesta realmente disruptiva para tu casa en Ontinyent, esta opción te fascinará. Se trata de convertir a cada mueble (que tú elijas, claro está) en una pizarra. ¿Cómo lo logras? Simplemente pintándolos con pintura pizarra. Esta pintura convierte a las superficies en un auténtico lienzo para los pequeños artistas. De este modo, los pequeños pintores de la casa podrán crear libremente sobre muebles especialmente preparados para recibir la baqueta de la tiza.

Cómo convertir una pared en una pizarra

Si has aceptado el consejo de transformar la pared entera en una pizarra que desde nuestra inmobiliaria en Ontinyent te hemos dado, toma nota de las siguientes recomendaciones prácticas para que el proyecto sea un éxito.

Alisa tu pared: es posible que, al momento de adquirir tu casa en Ontinyent esta haya venido con paredes en gotelé o con superficies decoradas de forma irregular a través de diversas pinturas. Entonces, antes de convertir una de estas paredes en una pizarra, es necesario dejarla completamente lisa. Las irregularidades en las superficies le quitan funcionalidad y fluidez a la pizarra, por lo que tus niños desistirán de usarla.

Sella tu pared: antes de abocarte a la tarea de pintar la pared con tus propias manos para convertirla en una pizarra, desde nuestra inmobiliaria en Ontinyent te recomendamos que le pases un producto sellador. De esta forma, tu pared perderá porosidad y no absorberá más pintura de pizarra de la que necesita.

La pizarra en la habitación infantil es uno de los refuerzos más tiernos que puedes darles a tus hijos. Con ella les estarás diciendo que su creación es hermosa y que no puedes esperar a que te regale el próximo dibujo, el cual hará que se luzca en la pared de su espacio, la habitación más importante de la casa para los más pequeños.  


Ahorro e hipoteca – dos elementos inseparables