La importancia de una buena certificación energética en tu hogar

 

Introducción: Para conseguir un hogar con un nivel de certificación energética muy alto es necesario aplicar muchas medidas entre las cuales se encuentra haber contratado una buena tarifa de gas natural. Te contamos qué medidas aplicar en tu hogar para lograr la máxima eficiencia energética.


¿Cómo conseguir la eficiencia en el hogar con una buena tarifa de gas natural?


Si se quiere conseguir una vivienda más eficiente para lograr un buen grado de certificación energética es imprescindible tener tanto un buen suministro de gas como una buena tarifa del mismo tipo de energía.


En primer lugar, tendrás que hacer la gestión de contratar el gas natural. Para esto debes contactar con la distribuidora de gas asignada por el Gobierno en tu zona de residencia. El proceso de contratar de gas natural lo puedes hacer por teléfono o en una oficina de atención al cliente. En el caso que no sepas qué compañía elegir, te aconsejamos que utilices un comparador de compañías que te ayudará a realizar una comparativa de todo lo ofertado en el actual mercado energético.


Ten en cuenta que si te has mudado a una casa en la que anteriormente había otro inquilino tal vez, quizás te interese hacer un cambio de titular de gas. Este proceso te supondrá un ahorro económico porque no tendrás que abonar los importes de las tasas de alta del gas. Para saber cómo hacer un cambio de titular de gas, puedes contactar con la compañía. y ellos resolverán todas tus dudas sobre los requisitos para cambiar de titularidad de un contrato de gas natural.


Tips para hacer de tu vivienda un lugar más eficiente


Tener una vivienda bien situada en la escala de la eficiencia energética es lo más responsable a día de hoy: Lo ideal en cuanto a la certificación energética es contar con la letra A, que supone tener el nivel máximo de eficiencia. A continuación te damos una serie de consejos para que hagas de tu hogar un lugar situado más arriba del escalafón de la certificación energética.


  • Aislamiento térmico adecuado. Esto es muy importante para no dejar escapar el frío y el calor del interior de la vivienda.

  • Ventanas adecuadas. Es necesario tener ventanas fabricadas con materiales aislantes y que permitan un buen hermetismo.

  • Iluminación LED o de bajo consumo. Se recomienda el uso de lámparas y focos con bombillas de LED o de bajo consumo, según se dice en este artículo.


  • Buenas condiciones geotérmicas. Esto se consigue con un buen suelo radiante, por ejemplo.

  • Orientación adecuada de la vivienda. En un inmueble bien orientado hay más posibilidades de aprovechar la luz natural y también de conseguir una buena ventilación.


Te animamos a que no dejes pasar más el tiempo y comiences con el proceso de mejora de tu vivienda para alcanzar la certificación energética óptima.

¿Qué se puede desgravar un autónomo en su piso de Ontinyent?