Cómo ahorrar y mejorar la eficiencia energética de un hogar en verano sin cambiar la potencia contratada
Llega el solsticio de verano y como cada año en Ontinyent podemos disfrutar del paradisiaco #PouClar, dar un paseo por el parque Mestre Ferrero saboreando un helado artesanal o, simplemente, relajarnos en el mirador de Sant Rafel y deleitarnos con las mágicas vistas de la Vila al atardecer y el desfiladero del río Clariano. 

 

Ontinyent es una ciudad maravillosa y altanera, con sus gentes, su gastronomía, sus fiestas emulando una guerra sin fín y sus increíbles chalets que nada tienen que envidiar al mismísimo Beverly Hills. Más bien al contrario. Sin embargo, el calor es igual en todas partes, y muchas veces no podemos prescindir del aire acondicionado, por lo que el importe de nuestras facturas sube astronómicamente. ¿Quieres saber cómo ahorrar y poder dormir bien por las noches? Una pista: puedes reducir de forma sencilla el coste de tus facturas consumiendo lo mismo al cambiar la potencia contratada tal y como aseguran los expertos de Companias-de-luz.com.

¿Cómo cambiar la potencia contratada? 

Lo primero que debemos hacer para ahorrar en nuestra factura de la luz es bajar la potencia contratada si es que tienes suscrita una potencia eléctrica mayor que la que realmente necesitas. ¿El motivo? Es necesario cambiar la potencia contratada en estos casos porque la potencia determina el coste del término fijo, que se ha de pagar sí o sí, aunque no se haya hecho consumo alguno. En este sentido, para el mismo consumo, vas a pagar menos por la luz cuando tu potencia es más baja según Companias-de-luz.com.

 

¿Pero cómo saber cuál es la potencia eléctrica más adecuada para tu vivienda en Ontinyent? Existen varias formas: una, la más rudimentaria, es medir la potencia de tus aparatos eléctricos y estimar cuál es la potencia máxima que vas a precisar en un determinado momento. Por otro lado, en Companias-de-luz.com recomiendan utilizar un calculador de potencia eléctrica online, que por supuesto es mucho más preciso que hacerlo a ojo de buen cubero. Además, es una herramienta completamente gratuita. Por último, también puedes solicitar a un electricista que te haga la medición, aunque eso te va a costar dinero.

Consejos para ahorrar energía

Una vez que ya has cambiando la potencia eléctrica, es el momento también de tratar de optimizar tu consumo este verano para que el ahorro energético sea aún mayor. Existen muchas formas de ahorrar energía en casa sin morir de calor en el intento. A continuación te explicamos con más detalle cuáles son las claves para ahorrar energía en verano:

 

      El ventilador gasta un 90% menos de energía que un aparato de aire acondicionado, por ello se recomiendan ventiladores de techo o pared.

 

      Durante el día mantén tu casa en la penumbra, bajando las persianas y corriendo las cortinas para evitar que entre la luz del sol. 

 

      Deja abiertas las ventanas, especialmente durante la noche, para generar corrientes de aire. 

 

      Controla la temperatura del aire acondicionado, manteniendo una temperatura entre 24ºC y 26º. Recuerda que una diferencia de temperatura excesiva entre el interior y el exterior puede ser realmente perjudicial para la salud. 

 

      Aprovecha la luz natural y cambia tu iluminación por bombillas LED.

 

¿Quieres más consejos para ahorrar energía en tu casa? No te pierdas este artículo.

 


Comprar un piso en Ontinyent para alquilar: todo lo que tienes que saber